Nuestra filosofía

Nuestra filosofía

La mayoría de las personas no saben cómo aprender un idioma y, en la mayor parte de los casos, tampoco se les enseña debidamente cómo hacerlo.

Muchos son conscientes de la necesidad de dominar otra lengua, sin embargo se apuntan a cur
sos y academias y al poco se desmotivan o agobian por la rutina del aprendizaje o el tostón de la gramática. Esto se debe en gran parte a la calidad deficiente de las academias, agencias u otros negocios del sector. Así que no confíes en todas ellas y, antes de apuntarte, ponlas a prueba.

Predominan además las falsas creencias: “yo no valgo para los idiomas“, “a mí no se me dan bien por más que lo intente” o  “para aprender bien un idioma hay que pasar un tiempo en ese país”. Estas declaraciones son más bien excusas, fruto de la desmotivación personal.

 

 

 

 IMPOSSIBLE

UNTIL IT’S DONE.

 

Sino, que os lo digan este, y este otro chico que hablan más de 8 lenguas que han aprendido por su cuenta y que en un principio creían lo mismo que lo que predican las expresiones anteriores.

 Nadie aprende un segundo idioma solamente con clases, sino que lo hace mediante mucho estudio y perseverancia.

Las clases no son más que un apoyo en tu proceso de aprendizaje. Así que no te apuntes a una clase si no estás dispuesto a entregarte en el camino y a darlo todo en el estudio y, como no, en buscar oportunidades que te permitan practicar todo lo que has aprendido.

 

IT ALWAYS SEEMS

El éxito de un programa de aprendizaje de idiomas depende sólo de la participación y compromiso del alumno y de la aptitud técnica y humana del profesor. Por muy creativas y prácticas que sean las clases, si al final el profesor no es lo suficientemente bueno, no conseguirá ganarse el aprecio del alumno y su interés, la clave de una formación exitosa.

Para llegar a un nivel lo suficientemente alto para usar la lengua de forma eficaz en situaciones reales, tienes que exigirte un nivel de esfuerzo que puedas mantener. Ese esfuerzo te será más fácil hacerlo con un profesional que te pueda guiar con cariño y firmeza.

Sabemos que el único secreto para aprender un idioma es el propio alumno, por eso los profesores intentamos dar la talla, ganar su respeto y motivación y ser su guía y apoyo en un proceso de aprendizaje efectivo.

En Aprender a Aprender más estamos, y seguimos especializándonos en la enseñanza de idiomas y de técnicas efectivas para el mejor aprendizaje de las mismas.

Nuestra meta principal es conseguir, con la mayor brevedad posible, que te expreses en el idioma con fluidez y soltura. Pensamos que lo primordial para hablar un idioma no solo es entender lo que nos dicen y hablar sin dudas, sino también motivar y enseñar debidamente a defenderse en diversos ámbitos profesionales o cualquier situación social.

 Irás subiendo tu nivel y nosotros con contigo. Palabra 😉